25 abril 2016

Bizcocho de Galletas, Chocolate y Mermelada de Pomelo


Para dar más emoción al reto del  Alfabeto dulce, a partir de este mes se nos propone preparar una receta con la combinación de dos ingredientes obligatorios, en lugar de solo uno como hasta ahora. 
Para este mes de Abril,  se trata de elaborar una receta que contenga como ingrediente principal los Bizcochos Ladyfingers y un ingrediente secundario y obligatorio que serán los Pomelos.
Primera duda: ¿que son los Bizcochos Ladyfingers? Son los bizcochos duros y azucarados que habitualmente usamos para el tiramisú, decorar tartas, vasitos, etc...  Una especie de galleta dulce, seca, ligera y alargada con los extremos redondeados, con forma de dedo. 
Una vez reconocido el ingrediente principal, a primera vista me pareció una combinación imposible con el Pomelo. Pero luego pensé que  los bizcochos ladyfingers, no dejan de ser unas ricas Galletas y el Pomelo un maravilloso cítrico ideal para preparar una mermelada casera y amarga similar a la de Naranja.
Y recordando que por internet hay una versión de bizcocho que sustituye la harina de trigo por galletas pulverizadas, con esa base me he inspirado para elaborar este bizcocho con galletas trituradas en su interior (los bizcochos ladyfingers) en sustitución de la harina de trigo tradicional y unas cucharadas de mermelada de pomelo que con ese sabor amargo le va de maravilla con el cacao en polvo que también le he añadido.
¿El resultado?: Un bizcocho jugoso, delicioso, con la fuerza del cacao y la chispa que le aporta la mermelada amarga de pomelo.
Ya estoy esperando la ocasión para compartirlo de nuevo, esta vez con los amigos y familia.


Bizcocho:
Ingredientes para un molde de 20 cms.:
  • 200 grs. de Galletas Ladyfinguers (o María)
  • 70 grs. de Caco en Polvo (Puro Valor)
  • 130 grs. de Azúcar
  • 14 grs. de Impulsor químico (levadura tipo Royal)
  • 4 Huevos "M" (a temperatura ambiente)
  • 100 grs. de Aceite de Girasol
  • 200 grs. de Leche
  • 2 cucharadas de Mermelada de Pomelo (opcional)

Elaboración:
Comenzamos triturando las galletas hasta convertirlas en un polvo muy fino, lo más parecido a la textura de la harina que estamos reemplazando. Para ello podemos utilizar un robot de cocina (picadora) o aplastarlas dentro de una bolsa con un rodillo. Reservamos una cucharada.
Depositamos la galleta triturada en un recipiente hondo y amplio. Le agregamos el cacao en polvo, el azúcar, el impulsor químico y mezclamos bien hasta integrar.
En otro cuenco batimos los huevos y añadimos el aceite y la leche. Mezclamos bien.
Incorporamos la mezcla de galletas y el resto de ingrediente secos removiendo bien.
En este punto añadimos un par de cucharadas de mermelada de pomelo incorporando bien a la mezcla.
Engrasamos el molde con mantequilla (o aceite) y lo espolvoreamos con la cucharada de galleta tritura que hemos reservado a principio. Retiramos el exceso dándole unos golpecitos.
Rellenamos el molde con la mezcla anterior e introducimos en el horno precalentado a 180 grados.
Cocemos durante 40 minutos aproximadamente.
Retiramos el bizcocho del horno y dejamos que atempere antes de desmoldar.
Un buen truco para que los bizcochos queden más jugosos consiste en meterlos en una bolsa de plástico cuando aún están calientes y dejamos que se enfríen dentro de ella. La bolsa cerrada genera un vapor que hace que los bizcochos queden muy jugosos. Veréis la diferencia!!!!



Mermelada de Pomelo:
Ingredientes:
  • 2 Pomelos (de 400 grs. cada uno aproximadamente)
  • 800 grs. de Azúcar
  • el zumo de 1 limón (aproximadamente 3 cucharadas)
  • un chorrito de licor Triple seco o Cointreau (opcional)
Elaboración:
En una olla grande colocamos los dos pomelos con suficiente agua para hacer flotar los pomelos libremente.
Llevamos a ebullición a fuego medio. Continuamos la cocción durante aproximadamente 2 horas (añadimos más agua si es necesario). Este mismo proceso en olla rápida me llevó 20 minutos.
Escurrimos los pomelos, desechamos el agua y dejamos que se enfríen.
Cortamos los pomelos lo más fino posible, la piel y la pulpa.
Devolvemos la carne de pomelo picada a la olla. Añadimos el azúcar, el jugo de limón y el licor.
Cocinamos a fuego lento hasta conseguir la textura adecuada (entre 15-25 minutos).
Puesto que sale una buena cantidad, mejor envasar la mermelada aún caliente en botes esterilizados. Después les damos la vuelta a los botes colocándoos boca abajo hasta que se enfríen (mejor 24 horas).


Fuente de inspiración:
Bizcocho: Directo al Paladar y Mermelada de Pomelo: Red Shallot Chitcken
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Indice por Etiquetas

BIZCOCHOS (38) BOLLERIA (42) COCAS (28) CONCURSOS (1) ENSALADA (8) FRUTAS (66) GALLETAS (26) HELADO (16) HOJALDRE (7) MAGDALENAS (15) MERMELADAS (9) PAN (74) POSTRE (108) PREMIOS (9) SALADO (126) SORTEO (5) TARTAS (45) TURRON (11) YOGUR (3)
GRACIAS POR VISTARME !